Municipalidad Distrital de Curpahuasi

Curpahuasi procede de dos palabras quechuas: Ccorpa = lugar de alojados y huasi = casa. Ósea sentaron base social los pueblos aledaños de Chuquibambilla, Lambrama, Huayllati y pueblos cercanos, con fines de la explotación minera de las entrañas de los cerros de Yuringa, Huashuamarca, Antacancha, Alccaccahuas y otros.

Después de la explotación minera, los habitantes del lugar se dedicaron al cultivo de la tierra con productos andinos y cereales para el consumo familiar y el trueque comercial con los pueblos cercanos. En la actualidad comercializan sus productos a la capital de la provincia Chuquibambilla y Vilcabamba con productos: cereales, hortalizas y carnes. También se exporta ganado vacuno a la ciudad del Cusco, Lima y a los mercados de consumo de Chuquibambilla y Abancay. Posee extensos pastizales cubiertos por ganadería.

Cabe resaltar la participación representativa de los hijos de CURPAHUASI en la administración pública de la capital de Chuquibambilla en los diferentes campos de la profesión. Así, a nivel nacional el aporte profesional de los hijos de este humilde pueblo es significativo como también en la industria. Desde los años de 1,987, CURPAHUASI ha sufrido una catástrofe social y económica por la presencia del terrorismo, hemos echado nuestra retirada dejando bienes al abandono, quedando la población a su suerte con dirigentes administrativos ignorantes carentes de sensibilidad de cultura y progreso desgraciadamente han sentado base la delincuencia y otros. El pueblo de CURPAHUASI espera y aguarda la esperanza que renazca con el concurso de Instituciones tutelares del estado y no estatales que pongan el ojo para su mejor destino.

Conocida como la etapa de la colonización comprendida entre el periodo de 1,600 a 1,900 (tres siglos). Una de las actividades desarrolladas en el distrito es esta época fue la explotación de oro; siendo los primeros habitantes indígenas cuyos orígenes se remontan a la época incaica.

Los primeros dueños fueron de la Mina de Angostura fueron los españoles Don José María Berriota, el Sargento Mayor Hurtado de Mendoza y Don Victorino Sotomayor Vargas, compadre de Hurtado de Mendoza. Los años de la independencia nacional (1,821) luego de ser proclamada se retiraron los dos primeros mineros nominados quedando al cuidado de los tesoros enterrados don Victorino Sotomayor previo un estricto juramento para no delatar de la existencia de los tesoros, sentando raíces en este lugar. Existe un derrotero histórico de estos hechos.

Don Victorino Sotomayor Vargas y su esposa Gerónima Soto, construyeron el templo sobre el antiguo panteón que abriga cientos de muertos por la peste de la viruela que había diezmado aquellos pueblos del distrito en esa época, quedando perennizado sus nombres en la puerta principal del templo de CURPAHUASI; a su vez mandó fabricar con sus insignias y a su propio peculio las alhajas y otros servicios propios de la iglesia.

El pequeño pueblo que fundó tomó bases de una profunda religiosidad en aquellos tiempos, que hoy desaparece por la ausencia de la vecindad y factores educativos. Por los años 1,650 se dice que llegó a estos lugares el Repartidor de Tierras Don Fray Lartaun de Cabrera, nombrado por su majestad el Rey de España, algunas propiedades privadas lucen su testimonial de esta época, naturalmente que las tierras privadas poseídas por tenencia prevalecen hasta hoy.

A partir de 1984, año que llega el movimiento subversivo a la provincia de Grau, el distrito de CURPAHUASI arrastra hasta nuestros días el rezago de tal situación habiéndose vivido una década nefasta donde la población dedicados a las actividades económicas productivas fueron obligados a huir por el acoso de las fuerzas policiales y militares como de las fuerzas terroristas. En esta etapa se produjo la migración masiva de la población como consecuencia de incursiones subversivas donde tenían que abandonar sus tierras agrícolas y sus animales en busca de refugio principalmente a las ciudades como Abancay, Cusco, Lima entre otros. También se produjeron violaciones de los derechos humanos Tanto de Movimientos Subversivos y la fuerza del orden.

En esta etapa no existió el apoyo de ninguna institución privada ni de ningún programa del gobierno peruano hasta el año 1,994 época en el que habiéndose iniciado la etapa de pacificación del país en el que el gobierno peruano con programas de emergencia como el PEIS-INADE, PGEAGL-INADE, PREDES, FONCODES, ha ido paulatinamente apoyando a la reconstrucción de la infraestructura básica y económica destruida y/o abandonada en al provincia de Grau y en el distrito de CURPAHUASI.

En la actualidad, muchas familias han retornado e iniciado un lento proceso de recuperación y reconstrucción del sistema productivo. Hay un anhelo y voluntad de reconstruir y construir, carreteras, centros educativos, servicios de agua, y otros servicios que les permitan mejorar sus condiciones de vida y ampliar sus oportunidades de desarrollo.

Los esfuerzos de la autoridad local, en estos momentos se orientan a mejorar los servicios básicos para la población. Cabe destacar que la población en general tiene puesta sus expectativas en la integración distrital, interdistrital e interprovincial y en la mejora de sus sistemas productivos y el desarrollo de nuevas actividades económicas como el caso del desarrollo de la minería artesanal, que den una mayor estabilidad social en el contexto y con mayores expectativas; por ello se hace imprescindible establecer estrategias de apoyo técnico y financiero que mejore la actividad productiva en todo el ámbito del distrito.